Me gustaría llegar a ser un empresario algún día, por el momento solo estoy aprendiendo y de lo poco que me ha pasado te comparto en este espacio.

Hace unas semanas probe un negocio fácil y de poca inversion, algo que disfrute.

Daba ganancias pero no funcionaba como pensé al principio, la logística no era practica y el producto no era único.

Aun asi me sorprendió que las personas estuvieran dispuestas a pagar el doble de lo que yo pensaba.

A los pocos días pude darme cuenta, que la inversion de tiempo para que el negocio caminara era altísimo y a mediano plazo no era escalable.

Como la inversion era propia y la idea no era fuerte estuve dispuesto a dejarla ir, si le hubiera dedicado mucho mas tiempo obligándome a tener razón. O si el monto hubiera sido mayor al punto que me obligara a seguir, hubiera realizado mucho mas gastos.

El apego al capital hace que tomes desiciones hasta el ultimo momento.

Si inviertes en un negocio pones en riesgo tu ego junto con tu capital, por lo tanto tu mayor deseo sera tener la razón y demostrar que no te equivocaste.

El problema con eso es que te quita objetividad, si inviertes mucho en un proyecto este te nubla la vision.

Es lo mismo que pasa cuando te casas con una idea, por lo regular te importa mucho si te a costado llegar a ella.

Esa puede ser la razón del porque gastamos mucho tiempo antes de convencernos de que algo no va a funcionar.

Si fuéramos un ente externo al proyecto o idea, podríamos evaluar mas fácilmente la efectividad inmediata y su calidad.

Si estas muy involucrado en una idea, evitaras exponerte a la critica y no podrás elaborar argumentos que la sustenten.

Para eso tienes que estar en control tu ego y no dejar que el ego tenga el control de tus desiciones.

Si observas tu proyecto sin estar tan involucrado, se pueden ver claramente los errores y se puede tomar acción pronta.

Exito

En todo negocio inevitablemente hay perdidas de algún tipo como en mi caso el tiempo, no existe el negocio perfecto. por eso debes de reconocer de antemano cuanta perdida estas dispuesto a soportar.

Hay un momento en el que tus desiciones ya no están basadas en tu deseo de crecer sino por el temor a perder tu patrimonio y esa es una receta al fracaso.

Es por eso que un muy buen consejo que escuche es que muchas veces la mejor inversion es aquella que no se hace.

Vas a aprender a reconocer una buena inversion cuando tengas practica y cuando ya lo hayas intentado varias veces.

Es por eso que intentos como este me ayudan a acostumbrarme a las perdidas, en ocaciones anteriores me ha dolido mucho darme cuenta que algo no va a salir bien.

Si pensamos en nosotros mismos como meros administradores del patrimonio que tenemos en nuestras manos, podemos tomar mejores desiciones y mas importantemente a tiempo.

Negocios